MOMENTOS OLÉ

¿POR QUÉ SE CELEBRA LA NOCHE DE SAN JUAN?

La medianoche del 23 al 24 de junio celebramos la archiconocida Noche de San Juan, una festividad en la que miles de hogueras se prenden en muchas partes del mundo. Aunque el origen de la fiesta es pagano, en realidad se trata de la cristianización de la celebración del solsticio de verano en el hemisferio norte. Es decir, cuando tras el día más largo del año el sol empieza a decaer y los días comienzan a acortarse. Por eso se celebra el 23 de junio, ya que marca la fecha en la que, según la Biblia, nació San Juan Bautista.

En concreto, los textos sagrados cuentan que Zacarías mandó encender una hoguera para anunciar al mundo el nacimiento de su hijo Juan.

Pero, ¿qué celebramos a día de hoy en la Noche de San Juan? En términos populares, principalmente asociamos la fiesta con el inicio del verano, el final del curso académico y el disfrute en las calles con la llegada del buen tiempo.

Como decimos, la fiesta se ha paganizado, aunque en algunos lugares de España la figura de San Juan Bautista es sacada en procesión.

Son muchos los rituales propios de la noche de San Juan, pero todos giran en torno al ensalzamiento del fuego. De hecho, es el festival de este elemento por antonomasia, hasta tal punto que el culto pagano del fuego y las hogueras se han conservado más que en otras fiestas, manteniendo su práctica dentro del mismo cristianismo.

 

El fuego como elemento purificador

El fuego tiene un fin, no sólo de rendir culto al sol, sino de purificar los pecados del hombre. Antiguamente se encendían pequeñas fogatas en las que se calentaban papas o batatas y se ofrecían entre los asistentes para asegurarles sustento para todo el año. También era costumbre arrojar a las llamas ropas viejas, papeles y cualquier objeto que representara un mal recuerdo para exorcizar los malos sucesos acontecidos durante el año.

Una noche de misterio y en la que no faltan los rituales de lo más variopintos. Por destacar algunos de ellos: si saltas siete veces sobre la hoguera, atraerás la buena suerte, quemando algo viejo o escribiendo en un papel tus deseos, estos se cumplirán. En cuanto a los más supersticiosos, aseguran que lavarse la cara justo antes de la medianoche de San Juan ayuda a mantenerse sano y atractivo durante años. Pero ojo, inmediatamente después no puedes mirarte al espejo, ya que el hechizo dejaría de funcionar. Y una de las más curiosas creencias dice que puedes aprender a tocar la guitarra instantáneamente con sólo colocarte bajo una higuera guitarra en mano.

 

¿Cómo vas a celebrar tú esta noche de San Juan?